Monitorización en instalaciones de clima

Hace algunos años, INTECSER CLIMA dio un giro radical a su negocio, preocupándose no sólo por el confort del cliente, sino también por la optimización de la energía.

Tras diversos estudios y conversaciones con distintos fabricantes, la empresa llegó a la conclusión de que un sistema aerotérmico, combinado con un emisor de baja temperatura (calefacción y refrigeración por suelo radiante), era la fórmula más rentable – Contemplando el suelo radiante refrescante, siempre en la zona centro de la Península

Con respecto a la geotermia, cabe destacar que requiere mayor inversión inicial pero es un sistema mucho más eficiente.

Un mismo equipo con el mismo etiquetado energético, tiene unos consumos totalmente distintos en función de cómo y dónde esté instalado

INTECSER CLIMA realizó la instalación en una vivienda unifamiliar de 240m2 en Miraflores de la Sierra, una zona ideal para comprobar los rendimientos con bajas temperaturas exteriores, implementando lo que ellos consideran una instalación ideal (Aerotermia + calefacción y refrigeración por suelo radiante).

Debido a las disparidad de criterios de los fabricantes de equipos, fabricantes de emisores, ingenierías y demás, decidieron monitorizar la instalación con el fin de comprobar cuál era el consumo y rendimiento real de la instalación, y de esta forma ver cuál era el criterio correcto. Los datos que obtuvieron estaban en la línea que esperaban: la potencia de los equipos se suele sobredimensionar y los consumos que obtienen una vez que la vivienda está a régimen son muy bajos pero, tomar decisiones solamente en base a una instalación les pareció arriesgado, por lo que desde hace ya 3 años monitorizan todas las instalaciones que realizan. La incluyen de forma gratuita para el usuario y además, el cliente se beneficia de las ventajas de tener su instalación vigilada por INTECSER CLIMA.

En todas las instalaciones se monitoriza, como mínimo, a través de una pinza amperimétrica el consumo eléctrico de la bomba de calor, el resto de datos los obtienen del propio equipo como son temperaturas exteriores, impulsión de agua….

Uso inteligente de la monitorización

 

Con estas monitorizaciones ven el consumo real de la instalación, cuándo y cómo trabaja el equipo, y su eficiencia. Toda esta información, les sirve para programar el equipo y mejorar sus rendimientos en su instalación y en las siguientes.

INTECSER CLIMA ha detectado que un mismo equipo con el mismo etiquetado energético tiene unos consumos totalmente distintos en función de cómo y dónde esté instalado, y según contra qué elementos de emisión trabaje. En INTECSER CLIMA comentan: “esto, que parece tan obvio, rara vez se tiene en cuenta a la hora de definir una instalación pero no sólo eso, también varían los consumos notablemente en función de cómo se configure el equipo y con qué componentes añadidos a la instalación trabaje (depósitos de inercia, válvulas termostáticas por zonas, control…)”

Hace ya un año, sustituyeron en una vivienda unifamiliar de 140m2 una caldera de gasóleo por un equipo de Aerotermia con separador hidráulico, contra la misma instalación de radiadores y el resultado ha sido nuevamente muy satisfactorio ya que se ha ahorrado un 35% en el consumo de calefacción y ACS.

Con las monitorizaciones pueden ver claramente el consumo que se ahorra al instalar termostatos por estancias o cuánto se ahorra al ducharse por la mañana o por la noche.

Con estos estudios también han podido romper con el mito de que los equipos de Aerotermia a bajas temperaturas no funcionan, de hecho han comprobado lo siguiente:

  •  Es cierto que baja el rendimiento del equipo cuando estamos en temperaturas bajo cero. Pero aun así, siguen siendo más rentables que el resto de sistemas convencionales.
  •  En el entorno donde normalmente realizan las obras (zona centro de la Península), estas temperaturas negativas no se alargan demasiado en el tiempo, suelen ser olas de frío de una o dos semanas como máximo, por lo que no son muy significativas en el estudio de todo el año.

Aún así, INTECSER CLIMA ha analizado esas semanas de temperaturas negativas y ha comprobado que, a lo largo de 5 días con una temperatura media de -1.8ºC, con mínimas de -6.2ºC y máximas de 2.8ºC el COP medio del periodo fue de 3,18. Esto es debido a que la vivienda ya contaba con la carga térmica que existía y el equipo sólo tenía que trabajar para mantener la temperatura de la vivienda.

Estos estudios los complementan con cámara térmica, con la cual han podido comprobar que con los sistemas radiantes no sólo irradia el suelo sino también paredes, mobiliario…, todo tiende a ponerse a la misma temperatura del suelo, lo cual les ayuda a entender por qué son tan bajos los consumos en los periodos de temperaturas negativas.

También te puede interesar

Climatización Invisible: La solución con mayor ahorro energético y confort para hacer frente a las olas de calor

Debido al aumento del número de olas de calor cada verano, la gente busca alternativas que les ayuden a  mantener sus hogares frescos, y que además, lo haga de una forma económica y sostenible. La Climatización Invisible es la opción óptima  de refrigerar viviendas  de un modo energéticamente eficiente y confortable.

Ahorro energético, mayor confort y libertad de diseño en reforma a través de la Climatización Invisible

Aprovechando la ola de rehabilitación de viviendas impulsadas por los fondos Next Generation de la Unión Europea recopilamos 10 razones a tener en cuenta por arquitectos, diseñadores de interior y propietarios al incorporar a sus proyectos nuestras soluciones de superficies de suelo radiante, pared y techo radiantes.